miércoles, 26 de abril de 2017



                 Sappho and Erinna in a Garden at Mytilene, Simeon Solomon, 1864

El cuadro representa a Safo abrazando a Erina en un jardín en Mitilene, en la isla de Lesbos.

Safo nació en Lesbos alrededor de 612 a.C. Después de un período de exilio en Siracusa, volvió a la isla y fue el centro de una comunidad de mujeres jóvenes dedicadas a Afrodita y las Musas. Allí sus discípulas aprendían a recitar poesía, componer música, a cantarla, a confeccionar coronas y colgantes de flores, etc. Aunque Salomón cree que Erina pudo haber sido parte de esta comunidad, parece ser que ella no vivía en Lesbos, sino en Telos, pequeña isla situada a 50 kilómetros al noroeste de Rodas.

Erina de Telos, según parece, es originaria de la isla dórica de Telos, a juzgar por la forma de su escritura. Erina emplea fundamentalmente, por lo que a su poema La rueca se refiere, el dialecto de Telos. Las pocas noticias que se tienen de ella han creado confusión: hay autores que la hacen coetánea y amiga de Safo (s. VI a.C.) y otros la sitúan,en el siglo IV a.C. Lo que sabemos es que Erina deseaba ser poeta, dedicarse a escribir, y obtener fama; y algo de esto consiguió: su poema en hexámetros La rueca fue muy leído y admirado. Años después de su muerte, el poeta Asclepíades de Samos (285 a. C.) editó su obra con este prólogo:

Éste es el trabajo dulcísimo de Erina. En verdad
poco extenso, como resulta propio de una muchacha
de diecinueve años; pero más impactante que muchos.
Si la muerte no le hubiera llegado tan temprano,
¡su nombre a gran altura se hubiese remontado!


Acontecimiento destacado en la vida de Erina fue su relación con Baucis, su íntima compañera desde la infancia, también de Telos y también muerta adolescente (poco después del matrimonio). Fueron amigas de la infancia y pubertad y se quisieron. Compartieron temores infantiles, juegos, y el trabajo en la rueca. Pero la muerte segó sus vidas; las separó, y las cubrió de olvido. De esta intensa amistad  habló Erina en La rueca, un largo y sentido poema, lamento por la amiga muerta, lleno de dolor y nostalgia.

El poeta Alcipíades de Samos refiere que  Erina de Telos murió poco después que su amiga, a la edad de diecinueve años.

Erina murió virgen, toda su vida fue una «ninfe», palabra que designa una fase intermedia entre el estado de hija y el de esposa, mujer que, en la antigua Grecia, centraba su sexualidad en la reproducción. Maternidad que tenía muchos riesgos. Podía ocasionar la muerte de la mujer. Erina murió soltera. En palabras del poeta Leónidas de Tarento, como una «virginal abeja». ¿ Por qué ? tal vez porque la poeta viera en el matrimonio una amenaza real y cruel, la causa de la separación y posterior muerte de su amada amiga Baucis, quien podría haber muerto de parto, o de fiebres puerpuerales, una de las causas más frecuentes de mortalidad femenina.


El Lexicón de Suda considera a Erina contemporánea de Safo (Eusebio la sitúa en el siglo IV a. C.), y Máximo de Tiro (siglo II d. C.), decía que lo que Alcibíades había sido para Sócrates, Erina lo había sido para Safo; “lo que significa que Safo la amaba” . “[Erina] encontró dificultades de parte de su madre para trasladarse a Mitilene, donde parece que vivió en casa de Safo. Allí escribió, entre otras obras, La rueca, tal vez a propósito de la cual Safo escribió los elogiosos versos: "No creo que nunca haya existido otra muchacha tan bien dotada para la poesía como aquella" "Sus versos [los de Erina] debieron estar inspirados en gran parte por su amor aberrante, ya que posteriormente fueron considerados perjudiciales para la moral pública, y la Iglesia los quemó junto con los de Safo" (fr. 53 Lobel-Page-Poetarum Lesbiorum Fragmenta)

No hay comentarios:

Publicar un comentario